El Derecho de un Valiente

                             

 Texto: Juan de Dios Bonilla.

 Fotos: Archivo.   

 Imágenes de vídeo: Autor.          

Con la Edad se forja carácter, se torna generalmente, el individuo más reflexivo y menos temperamental, se empieza a tomar uno la vida y las cosas de otra manera, entre otras cosas y valga la redundancia, porqué está uno de vuelta de casi todo, es lo que se llama madurez. Esa misma madurez que aplicada al mundo de la caza y al cazador, te suele hacer empezar a entender esta afición arraigada en el instinto de forma muy diferente a cuando empezaste a cazar de adolescente ya solo, por derecho propio, con la responsabilidad que ello implica. Es ahora con el transcurrir de los años cuando después de muchas jornadas de caza, empiezas a entender aquello de que prima más el lance y la calidad, que la cantidad, tras muchos abatimientos tanto de caza mayor como de caza menor, es en esta etapa de la vida cuando encaras el lance con mayor templanza, sin que te tiemblen las piernas y aunque la incertidumbre, sobre todo en caza mayor, siempre pone el corazón en la boca, este ya no late tan alocadamente como antes, cuando solo pensabas que lo importante es abatir reses, del tipo que sean y de cualquier calidad, o llenar el zurrón.

El Ganchero del Béjar

Texto: Juan de Dios Bonilla.

Fotos: Archivo y Autor.

Evidentemente es muy posible que este título no le sugiera nada a casi nadie, de hecho lo verán más bien extraño, chocante, no obstante mucho más adelante entenderán perfectamente el por qué de este extravagante título, que aparentemente se insinúa fuera de lugar. Soy plenamente consciente que en el mundo de la pesca y en concreto en el de la trucha mucho más, me queda aún mucho por aprender y por ver. De hecho no conozco demasiado de su pesca allá por la mitad norte peninsular, ni de lo que se podría denominar pesca de alta montaña y no es que no entre todo esto dentro en mis planes ¡No! Si no más bien que por ahora se halla en fase de proyecto, ralentizado por la falta de tiempo y sobre todo de fuente de financiación, en estos fatídicos tiempos que nos están tocando vivir. Pero al menos sí creía haberlo visto todo, o casi todo y conocer profundamente la pesca de la trucha, en lo referente a la provincia de Jaén y su situación actual, que es por la que asiduamente proliferan mis expediciones de pesca, desde hace ya más de una década y desde hace unos años con el Club de Pesca Deportiva Sierra Sur de Jaén.

Si ustedes me lo permiten

 

 

Texto: Juan de Dios Bonilla.

Fotos: Autor.

Si me lo permiten ustedes, quisiera hacer una pequeña reflexión, que considero importante y que nos atañe a todos los aficionados y amantes de la Caza y de la Pesca. Actualmente y desde hace 6 años, me dedico de forma autodidacta a la realización y producción de Reportajes y Documentales sobre; Caza, Pesca y Naturaleza. Exhibo mi trabajo a través de un Canal de YouTube (Juan de Dios Bonilla) y de la presente página Web; www.naturalezacazaypesca.com. A parte, mis compañeros y yo tenemos un perfil en Facebook (Naturaleza, Caza y Pesca) Es posible pues, que muchos de ustedes me conozcan y conozcan mi trabajo a través de los anteriormente mencionados Facebook, canal de YouTube y por supuesto esta Web. La cuestión que me atañe y que me hace reflexionar, viene derivada y motivada por la cantidad de lindezas y sutilezas, que a diario debo soportar, sobre todo de visitantes a mi Canal de Youtube.

Pescar en Intensivos

Texto: Juan de Dios Bonilla.

Fotos: Archivo y Autor.

Es grande la controversia que existe entre; cotos de pesca insensivos, sí, cotos intensivos, no, Trucha Arco iris, sí, Trucha Arco Iris, no. De hecho incluso la existencia de la Trucha Arco iris en este país, ha estado en peligro por culpa del infame, ignominioso y estulto, famoso decreto 1628/2011 sobre especies exóticas invasoras. En realidad considero la necesidad de una ley sobre estos menesteres, justa y necesaria, el anterior Decreto pretendía cubrir una necesidad social y real, en esencia, pero no en su planteamiento, al incluir especies en el catálogo para su eliminación, que aplicando el sentido común no deberían estar  incluidas en él y por el contrario, omitir otras. En cualquier caso fue derogado y sustituido por otro más acorde con la realidad y las necesidades pragmáticas del medio natural ¡Por ahora!